SI DISFRUTAS DE LA BUENA MÚSICA ASÓCIATE A SIERRA MUSICAL

 

Tu pequeña aportación (30 € al año) es fundamental para que los veranos de la Sierra sigan sonando tan bien.


Descargate el formulario de inscripción en pdf y mándanoslo relleno al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o al Apartado de Correos, nº 2 - 28460 Los Molinos (Madrid)

 

HISTORIA DE SIERRA MUSICAL

 

El 13 de agosto de 1981, en la parroquia de Los Molinos tuvo lugar un concierto de música clásica, seguramente por primera vez en su historia. Estuvo a cargo de un concertista profesional residente en la colonia de esta localidad serrana, el pianista Emmanuel Ferrer-Laloe. El párroco, D. Miguel Terrats, le había pedido dar ese concierto dentro de las festividades organizadas por la hermandad de la Virgen del Espino. El concierto suscitó gran expectación y tubo tal éxito y afluencia de público que el concertista propuso repetir la experiencia al año siguiente.

Siempre entusiasta por divulgar la música, Emmanuel Ferrer-Laloe logró convencer a sus amigos, la soprano María Lalane y el concertista de guitarra Ismael Barambio, para que participaran en ese empeño por despertar una posible e incipiente afición musical serrana. En agosto de 1982, actuaron los tres por amor al arte en tres nuevos conciertos. La afluencia de público y su respuesta entusiasta sorprendieron a sus promotores.

Emmanuel Ferrer-Laloe ideó entonces el proyecto de un festival de música que, con el apoyo del párroco, D. Miguel Terrats quien ponía incondicionalmente la iglesia parroquial a disposición de tan respetable empeño, tendría lugar cada verano y daría una vida cultural a Los Molinos. Se contó además con un grupo de personas entusiastas e incondicionales para formar la Junta promotora de la Asociación, indispensable para lograr los objetivos propuestos por el animado concertista. 

La extraordinaria vitalidad de D. Enrique Espí Alfaro, nombrado presidente por unanimidad, así como el apoyo y el ánimo de los demás promotores, permitieron contactar con otras personas de la localidad y de su colonia hasta reunir a un número de socios fundadores y llevar a cabo la legalización de  la Asociación Sierra Musical en mayo de1984.

Por su parte Emmanuel Ferrer-Laloe, sobre quien recayó lógicamente la dirección artística, se encargó de interesar en el proyecto a sus amigos y colegas músicos, pidiéndoles su colaboración en el I Festival de Música de Cámara, huelga decir que de forma gratuita o poco menos, ya que las arcas de la flamante Asociación distaban de estar llenas.

Y así tuvo lugar el I Festival. El éxito, debido a la alta calidad de los conciertos, incitó a continuar los esfuerzos con mayor confianza.

A partir del segundo festival, Sierra Musical contó con un mayor número de socios y, gracias a la infatigable labor de su presidente y de la junta directiva, que habían conseguido durante  el primer año el apoyo económico de Caja Madrid, a través de su Obra Cultural, consiguen también una subvención de la  Comunidad de Madrid, así como otras aportaciones menores, como el Ayuntamiento de Los Molinos y donativos privados.

Desde su fundación, cada año se celebra un Festival, con mayor afluencia de público y con un eco creciente en los medios de comunicación. Los conciertos se anunciaban periódicamente por Radio Cadena COPE y RNE (Radio2). Televisión Española se ha desplazado en varias ocasiones para grabar parte de algunos conciertos. Artículos elogiosos sobre la labor de Sierra Musical han aparecido en los principales diarios del país, así como en la prensa comarcal.

En el verano de 1987 se celebró por vez primera un cursillo de Interpretación Musical que tuvo lugar en la residencia de los Hermanos Maristas de Los Molinos, organizado por Sierra Musical en colaboración con la Asociación ADDAC, reuniendo a más de sesenta participantes de toda España y a profesores-concertistas de Holanda, Francia y de nuestro propio país, dando así al evento un carácter netamente internacional. Tuvo, con igual éxito, una segunda edición en 1988. 

Entre 1984 y 2015, músicos de todas las nacionalidades, grandes grupos, numerosos coros y orquestas han actuado para Sierra Musical interpretando obras de compositores de todas las épocas.

Sierra Musical se considera un modelo, único en la Sierra a mediados de los ochenta, y ha visto pueblos y localidades de la región enriquecerse siguiendo esta iniciativa con festivales a lo largo de los últimos años lo que supone una gran satisfacción.

Decana de ellas, aunque mucho más modesta que algunas más recientes, goza de una merecida fama y de la máxima consideración ante el gobierno autonómico, como lo demuestra el que desde el año 1998 colabora con “Clásicos en Verano”, que organiza la Comunidad de Madrid a través de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura.

Pero ¿qué sería de Sierra Musical sin los artistas que le han aportado su talento a lo largo de todos estos años? Si Sierra Musical ha llegado a ser, además de la primera, con seguridad la más activa musicalmente de la Sierra, es gracias también a ellos. Profesionales generosos que han respondido siempre con absoluta espontaneidad y con entusiasmo. Ellos saben que encuentran una organización de calidad además del aprecio, el calor y el recibimiento atento del público de Sierra Musical.

Este público está formado en gran parte por los asociados que sostienen fielmente la Asociación y también por muchos aficionados de toda el área de la Sierra e incluso por quienes desde Madrid se desplazan expresamente para presenciar los conciertos.

Sierra Musical es también el resultado de una labor constante e intensa de sus promotores; un puñado de hombres y mujeres que han creído y siguen creyendo más que nunca en el poder benefactor de la música e intentan hacerla llegar al mayor número de personas posible.

Sierra Musical pasa de los trescientos socios. Algunos de singular relevancia en el mundo de la música como Guillermo González,  distinguido con el Premio Nacional de Música, catedrático, eminente concertista y amigo entrañable de nuestra Asociación; ha sido su director musical durante casi un cuarto de siglo colaborando de manera desinteresada, siempre tendrá nuestro agradecimiento. En la actualidad es Daniel del Pino, reconocido pianista, nuestro director musical. Sin olvidar a Mercedes Lecea, Mihail Pochekin, Erica Ramallo, Elena Arellano o Noel Méndez, una joven promesa.

Desde hace unos años los conciertos de nuestros festivales se vienen celebrando además de en la localidad de Los Molinos, donde se fraguó Sierra Musical y donde es tradición que se inicie y clausure el Festival, en otros municipios serranos que se han ido incorporando. Alpedrete, Becerril de la Sierra, Cercedilla, Collado Mediano, Guadarrama, El Boalo- Cerceda-Mataelpino, Moralzarzal y Navacerrada son las sedes de los conciertos de este verano.

Sierra Musical está satisfecha de haber iniciado aquel camino incierto cuyo fin era la divulgación de la música clásica y se encuentra con el ánimo suficiente -a pesar de las dificultades económicas- para seguir trabajando en ese mismo sentido. Por eso podemos celebrar el treinta y tres  Festival de su historia.

 

Sierra Musical, 2016
www.sierramusical.es

 

Sierra Musical es una Asociación sin ánimo de lucro, NIF G-289880027, inscrita en el Registro de Asociaciones de la CAM con el nº 5753, aprobada su modificación con fecha 1 de febrero del año 2006.